Avalado por la Asociación Española contra la Ansiedad, Pánico y Agorafobia AECAPA "Buscando la Paz Interior"

martes, 12 de abril de 2011

ATENCION CON EL DEPORTE

Para todas las personas es recomendable hacer deporte. Y cuando tenemos ansiedad, por todos es sabido que siempre nos recomiendan practicar deporte y sobre todo aeróbico. Esto es porque al practicar deporte nos desprendemos de mucha energía y toda la energía que gastemos de este modo, no se podrá traducir a ansiedad.  Además el deporte hace que eliminemos toxinas y nos hace segregar muchas endorfinas, dopamina y serotonina entre otros… Así que si queremos liberarnos de mucha ansiedad, de primera , esta parece una buena táctica.
Todo esto suena muy bien, pero hay que llegar más allá con el paciente.
El problema reside en que una persona, cuando tiene ansiedad, muchas veces  tiene miedo a  su sintomatología, y es muy común que esta sintomatología sea muy parecida a la que sentimos cuando practicamos deporte. Lo que inconscientemente esto se traducirá como una asociación entre deporte y ansiedad.
Cuando realizamos un deporte aeróbico, nuestro corazón se acelera,  la frecuencia cardiaca sube, la temperatura corporal también…y muchos más síntomas pueden coincidir con lo que en nuestro subconsciente tenemos “anclado” como síntomas de ansiedad.
A estas personas, yo les recomendaría ( en contra de lo que recomendaría la psicología tradicional), NO REALIZAR NINGUN TIPO DE DEPORTE AERÓBICO, hasta modificar la creencia subconsciente negativa hacia dicha sintomatología.
En su caso se puede andar, tranquilamente y siempre acompañado (en caso de tener agorafobia), por lugares donde no transita mucha gente, lejos de ruidos y sobre todo donde se pueda respirar algo de aire puro (parque o mar). Una vez estemos en el parque o en la playa, podemos  realizar ejercicios de respiración diafragmática y de conciencia, durante al menos 10 minutos y luego proseguir la marcha.
Una vez que nuestra terapia psico-emocional nos haya liberado de los miedos a dicha sintomatología, podemos ir empezando a hacer ejercicio un poco más  moderado, como pasear en bici o hacer  footing, hasta poco a poco ir consiguiendo realizar deporte de una manera normal.
Entonces sí, entonces ha llegado el momento de liberar energía a través del deporte, pero hay muchas maneras de hacer las cosas y yo quiero enseñaros a que  saquéis  provecho de las cosas que hacéis y  utilizar los beneficios de una manera productiva y positiva.
Para ello os doy algunos consejos:
Es muy importante elegir  deportes que nos impliquen mucha concentración en el aquí ahora. Aquellos deportes que nos obligan a tener nuestra plena atención en lo que debemos hacer, porque en el caso de que no tengamos puesta toda nuestra atención nos perjudicaría  directamente al resultado. (fútbol, esquí, snowboard, patinar, surfear, tenis, padel, etc…) Sin duda , este tipo de deportes, son los más recomendables.  
Evitar realizar deportes que nos permitan pensar, es absurdo utilizar el deporte para liberarnos de ansiedad si practicándolos vamos a retroalimentar los pensamientos negativos. En el único caso que caso que doy el  visto bueno para  realizar deportes que nos permitan pensar, es  porque llevemos  un mp3 con afirmaciones positivas,  que podamos ir escuchando y repitiéndonos  mentalmente a la vez que realicemos la actividad.
En el caso de no conseguir centrarse en las afirmaciones, cambiaremos de actividad a una que no nos permita pensar.
Todo el beneficio que podemos adquirir realizando ejercicio se verá anulado en el caso de que tengamos pensamientos negativos mientras lo realizamos.

4 comentarios:

  1. Gracias por la aportación. Realmente se relaja uno mucho más leyendo este tipo de artículos. Muchas gracias de nuevo!

    ResponderEliminar
  2. veo que la belleza en muchos casos no esta reñida con la inteligencia y tu eres uno de esos casos. Muchas gracias por esta entrada, llevas mucha razon. hay gente que se cree que el deporte es la panacea y hay que saber parar, no siempre es la mejor solucion y no siempre es recomendable sobre todo bajo ciertos estimulos negativos. Practico deporte habitualmente -me gusta correr- pero ahora me inundan ciertos problemas y cuando estoy asi no llevo ni la respiracion, se me agarrotan las piernas y no me concentro, por lo que espero mejores dias para practicarlo. Gracias y un abrazo paisana.

    ResponderEliminar
  3. Excelente información yo he intentado recuperarme pero la ansiedad no me deja ser el mismo ahora entiendo porque me siento tan cansado y con temor tan solo en los primeros 15 minutos y no solo en los ejercicio si también en mi trabajo ya estoy en tratamiento pero me gustaría estar recibiendo mas información.

    Fableon

    ResponderEliminar
  4. Yo tuve ataques de ansiedad fuertes en noviembre. Ahora estoy mucho mejor pero en enero me apunté al gimnasio, fui cogiendo confianza y dándole caña a la bici estática me subió la ansiedad. Por hacer el tonto mirándome las pulsaciones. Estoy totalmente de acuerdo en lo que dices. Yo he notado que en mi caso me sube el nivel de ansiedad cuando hago ejercicio aeróbico. El médico me puso cara rara cuando se lo dije pero ahora, tras tres meses observando, lo tengo hipermegaclaro. Haré caso de tus consejos!! Mil gracias!!

    ResponderEliminar