Un poco de neurociencia básica asociada al miedo

Dentro de nuestro cerebro existen varias partes, en la parte inferior,  cuyo propósito es velar por nuestra supervivencia y otra superior lógica, que es la que nos distingue a los seres humanos del resto de los animales.

Estas dos mentes se cumunican entre si indiscutiblemente.
En la parte superior o lógica, contamos principalmente con dos hemisferios, el derecho,  es como un niño pequeño, sus comportamientos  están estrechamente vinculados con la parte instintiva cuyo principal objetivo es la supervivencia y por consiguiente percibirá amenazas constantes en su afán de protegerte, tu lo sentirás a modo de miedos, enfados , culpas ... Y también a modo de alegrías y deseos...

Las personas generan ansiedad porque se identifican con esta mente de tal manera que se convierten en ella.

Genéticamente tenemos una predisposición ansiosa indiscutible, somos como somos, cada personalidad tiene sus pros y sus contras.
Al igual que hay personas con ojos azules, verdes y marrones, también nuestro cerebro cuenta con diferentes características más o menos diferentes o parecidas.
El ser humano adulto, debe tener su parte lógica lo suficientemente desarrollada como para poder sostener sus emociones de una manera equilibrada, es a lo que se le llama madurez.

Sin embargo, no siempre recibimos una educación emocional adecuada, con lo que en muchos casos, en nuestra edad adulta seguimos sin saber controlar a esa parte del cerebro más emocional e instintiva.
Gracias a la neuroplasticidad cerebral , nunca es tarde para conocernos a nosotros mismos y reeducarnos. Es posible adoptar entendimientos desde nuestra parte lógica y educar a nuestra parte niña hasta conseguir reestablecer el equilibrio.

Si bien es cierto, que siempre una parte dominará sobre otra, lo importante es conocerse y saber hacer algo para manejarlo.
Cuando aprendes a gestionar tu mente desde tu cerebro humano lógico, muchas de estas amenazas se vuelven  insignificantes, pasan por tu cabeza, sientes el miedo, pero tu mente lógica decide asumir el riesgo y no hacerle caso, focalizando su atención hacia otro lugar. 

Este cambio no ocurre solo, se requiere práctica, implicación y un buen uso de las herramientas adecuadas, sin embargo , es maravilloso, cuando miras hacia atrás y observas todo lo que has crecido y madurado

Comentarios

Entradas populares de este blog

5 Cosas Que Debes Saber De La Ansiedad

Tips para gestionar síntomas

Me da miedo hacer deporte