Avalado por la Asociación Española contra la Ansiedad, Pánico y Agorafobia AECAPA "Buscando la Paz Interior"

martes, 3 de mayo de 2011

LA IMPORTANCIA DE LAS CREENCIAS INTERNAS

La realidad de la vida depende exclusivamente de la percepción que cada persona tenga de ella, cuando llegas a comprender esto de repente, todo parece luego mucho más fácil.
Somos esclavos de nuestros pensamientos, nuestras creencias internas son las que condicionan nuestra manera de sentir, de pensar, de hacer, de actuar…es el legado de la vida y de la evolución del ser humano.
Nuestro sistema emocional está en pleno desarrollo desde que nacemos, y es en la niñez, cuando se instalan dentro de nosotros la mayoría de las creencias que nos condicionarán  el resto de nuestra vida.
Cuando trato con personas con ansiedad, es sorprendente cómo se ratifica esta teoría. Los diferentes síntomas te van llevando al final, a las mismas heridas emociones que hay que sanar.
Alguien nos enseñó un día, que en la vida había algo que temer, que nosotros solos no teníamos la capacidad suficiente como para ser felices, que no éramos merecedores de la felicidad plena sin dar nada  a cambio, que había necesidad de que para que salieran bien las cosas había que tener controlado todo, aprendimos el miedo, la falta de merecimiento, la baja auto-estima, la sobre-exigencia….y encima pretendemos que nuestro cuerpo sea feliz con todo esto sin que se aqueje de nada…
Estas creencias son las causantes de la ansiedad, está demostrado científicamente que nuestro cerebro no entiende la diferencia entre  lo que pensamos y  lo que realmente vivimos, prestad atención a vuestros pensamientos y así  comprenderéis vuestra sintomatología. Tembláis porque tenéis miedo, sentís irrealidad y despersonalización porque vuestro cuerpo quiere escapar de esos pensamientos, y químicamente se crea lo necesario para que sintáis que os separáis y os liberáis de él. Físicamente somos perfectos, nuestro cuerpo está preparado para huir ante el peligro…y ahora son vuestros pensamientos y vuestras emociones las causantes de ese peligro.
El problema de todo esto, es que esta situación genera nuevas creencias y nuevas emociones que no hacen más que retroalimentar el estado de ansiedad, entonces se entra en un círculo vicioso en el que es fácil perderse.
Se han creado guerras por creencias, se han inventado cosas por creencias, si Edison no hubiese creído que podía existir una bombilla, esta no se hubiese inventado nunca… Se dice que todo parte de una idea, pero la realidad, es que parte de una creencia de que funcionaría esa idea. Todo absolutamente todo lo que existe en la vida  parte de una creencia interna.
Las personas no entienden el porqué estamos en la era de la ansiedad y la depresión, pero vivimos en un mundo donde  nos sentamos a comer viendo en la tele cadáveres de niños muertos en un Tsunami, dónde  te  dicen  con total  naturalidad  que la  inseguridad económica es total y que muy probablemente no tendremos pensiones,  dónde te sientas un Lunes después de tres días de vacaciones tranquilamente a desayunar  y a leer el periódico y lo primero que lees es que  han muerto no sé cuantas  personas ese fin de sema en accidentes de tráfico…y encima nos exigimos que no nos afecte, y que estemos tranquilitos y felices.

A esto le unimos que hemos sido mayoritariamente educados por  padres que a su vez han sido educados en una época de represión absoluta, donde  todo estaba prohibido ,existía la ley del más fuerte, y la libertad era una utopía…
Además hemos perdido la religión, los sacerdotes eran los psicólogos del pueblo, donde nos castigaban y perdonaban en el acto según lo que habíamos hecho y la fé nos liberaba de esa incertidumbre y terror a la muerte, ya que en muchísimos casos las personas esperaban con ansias ese momento en el que por fin pasaban a mejor vida.
Para poder sanar la ansiedad, primero comprendamos lo que pasa y luego re-programemos nuestro sistema emocional y de creencias….de pequeño no tuvimos elección pero ahora sí que la tenemos, somos libres y capaces de elegir que quiero creer de mi y de la vida, somos libres de crear nuestra propia realidad aquí y ahora. ASI ES!



4 comentarios:

  1. Un placer descubrir este blog.

    Gracias por aportar tanto

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias guapa ya no por mí, sino por todo el que esté pasando por esto... yo también he conseguido superar mi ansiedad y la verdad es que lo conseguí re-programando mi mente y siendo consciente de todas esas creencias que me habían influido durante tanto tiempo. Superar este problema requiere ante todo, mucha constancia. En dos días no cambia nadie su sistema de creencias, con el que ha vivido toda una vida...pero si uno se lo propone,está claro que consigue salir de ahí.

    ResponderEliminar
  3. Espectacular. Espero que tengas mas aportes tan valiosos como este.
    Yo por fin he comprendido que nuestro actuar arranca en una creencia, en ocasiones desconocemos que recibimos informaciones de seres humanos y que una característica común para exactamente todos los seres humanos es el derecho a equivocarnos y que por ende somos producto de personas equivocadas. En el contexto de que somos seres humanos, venimos de seres humanos, que los seres humanos tienen como característica universal el derecho a equivocarse como condición natural de aprendizaje. Preguntaría yo ¿No seria normal que tuviéramos información y por lo tanto creencias equivocadas? ¿Porque no abrirnos a la posibilidad de que nuestras creencias estén equivocadas? y si nos abriéramos a esa posibilidad de que nuestras creencias no solo son erradas, sino que tampoco son nuestras, sino infundadas, ¿no empezaríamos acaso a vivir o hacer nuestro propio plan de vida y no como en la mayoría de los casos vivir el argumento de vida que otros escribieron para nosotros? Un abrazo

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias por tu blog, espero que mucha gente compre tu libro porque creo que tienes mucho que enseñar a los demás.

    ResponderEliminar