Avalado por la Asociación Española contra la Ansiedad, Pánico y Agorafobia AECAPA "Buscando la Paz Interior"

martes, 24 de mayo de 2011

AGORAFOBIA



¿Que es la agorafobia? La agorafobia se describe comúnmente como “Fobia a los espacios abiertos” y la verdad pienso, que el que describió esta terminología nunca supo ni sintió lo que es la agorafobia. Si tuviera que describirlo de alguna manera yo le llamaría a la agorafobia “Fobia al Miedo” o “Miedo al Miedo”
La agorafobia es un trastorno que no nace de la noche a la mañana, es un proceso que normalmente nace de un ataque de ansiedad o pánico.
La primera vez que sentimos ansiedad, además de la sintomatología tan desagradable que se nos presenta, se nos instala dentro una nueva creencia de que un nuevo ataque de ansiedad nos puede volver a dar en cualquier momento. Esa creencia interna, nos lleva a un  pensamiento  negativo que se une  a la emoción del miedo y es lo que hace, que poco a poco vayamos evitando lugares que consideremos riesgosos de que se manifiesten nuevos ataques de ansiedad y acabemos desarrollando una AGORAFOBIA.
La agorafobia se produce, por esa auto-limitación, que cada vez va a más. Sentimos miedo de conducir, no vaya a ser que nos de un ataque de ansiedad, que nos vayamos a marear o desmayarnos y hacer el ridículo, luego montados en un autobús, volveremos a pensar lo mismo, con lo que también dejaremos de subir a él. La agorafobia es sumamente limitadora, porque cuando venimos a darnos cuenta, estamos literalmente encerrados en casa sin poder salir ni a por pan y necesitamos depender de otra persona que nos acompañe en todo momento para sentirnos más seguros.
La agorafobia está creada por una ansiedad anticipatoria porque creemos que si salimos de nuestra zona de corfort (nuestra casa), vamos a dejar de controlar la situación y nos dará un nuevo ataque de ansiedad, vamos a perder el control, vamos a desmayarnos , a enloquecer o a morir.
Para superar la agorafobia se utilizan comúnmente terapias conductivistas de exposición, desde mi punto de vista es como matar la mosca a cañonazos, porque habría que ir paso a paso exponiéndose a todos y cada unos de los lugares que no sean nuestra propia casa.
Es una forma comúnmente usada para tratar la agorafobia que desde mi punto de vista es muy ardua, brusca y con muchos efectos secundarios para el sistema emocional.
Con esta técnica para eliminar la agorafobia, se va a favor del origen de la sintomatología ya que el que padece agorafobia tiene y siente la necesidad de controlarlo todo, es por eso por lo que en su casa se siente seguro y cuando sale de ella no. Siente que en su casa puede controlar la situación y por eso es que los síntomas de la agorafobia no se les presentan. Cuando hacemos técnicas de exposición de este tipo, le decimos a nuestro inconsciente que tiene razón y que es necesario controlarlo todo, y por eso alguien me ayuda a controlar los diferentes lugares que me crean ansiedad y agorafobia.


La realidad de todo esto  y lo que de VERDAD ayuda a sanar, es decirle y hacerle ver a nuestro interior que no hace falta controlarlo todo. Que lo verdaderamente importante es recuperar la confianza y la seguridad  en nuestro interior y sobre todo tomar consciencia de que el hecho de querer controlarlo todo es una UTOPIA. NADIE absolutamente NADIE, controla nada en esta vida. Todos estamos expuestos a los mismos riesgos e incluso las personas que no tienen ansiedad tienen las mismas posibilidades de tener un accidente de tráfico, desmayarse en un autobús, y morir de un infarto en el camino de comprar el pan que el que tiene ansiedad. La diferencia del que tiene agorafobia con el que no tiene agorafobia es que el que no tiene agorafobia CONFÍA en que no le va a ocurrir a él.


EL CONTROL GENERA ANSIEDAD  -LA ACEPTACION Y LA CONFIANZA GENERAN RELAX
Es como si yo salgo a la calle con un chaleco antibalas por si alguien me pega un tiro, la probabilidad de que me peguen el tiro es la misma de aquel que no lleva el chaleco anti-balas y yo si quiero puedo ir durante toda la vida con un pesado chaleco anti-balas puesto sin que jamás me peguen el tiro.
Recuperar la confianza a base de afirmaciones positivas, cambiando el dialogo mental, disociando pensamientos negativas, realizando visualizaciones activas, racionalizando las situaciones y trabajando con los miedos del sistema emocional son las terapias verdaderamente efectivas para combatir la agorafobia.
La fobia social también deriva mucho en agorafobia, ya que el miedo a hacer el ridículo, a desmayarse ,a que le miren, a no estar a la altura, también va generando auto-limitaciones hasta acabar con agorafobia encerrado en casa. En este caso es fundamental tratar la autoestima del paciente.
La agorafobia es la cárcel de la ansiedad….y la llave de la cárcel llamada agorafobia todos la tenemos en nuestro interior, solo es cuestión de aprender a llegar a ella.

3 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho tu visión, sobre los enfoques terapéuticos de la Agorafobia y, en general, coincido y los comparto.
    Te invito a ojear unos artículos muy equivalentes que publiqué en mi Blog sobre este tema (en concreto, 4 posts consecutivos, publicados en septiembre de 2011).
    Seguiré leyéndote.
    Saludos y suerte.

    ResponderEliminar
  2. Muy buen artículo, muchas gracias. Tienes toda la razón creo que la exposición es completamente algo super duro!.

    ResponderEliminar
  3. He leído tantísimas experiencias, tantísimos relatos, consejos, etc. Pero el tuyo me ha parecido excelente. Dices lo que todos queremos escuchar. Muchas gracias, le diste sentido a todo esto.

    ResponderEliminar