Avalado por la Asociación Española contra la Ansiedad, Pánico y Agorafobia AECAPA "Buscando la Paz Interior"

lunes, 18 de abril de 2011

¿Y QUE PASA CON LOS FAMILIARES?

Los principales perjudicados indirectos de los trastornos de ansiedad, sin lugar a dudas son los familiares cercanos. 
Para ellos, enfrentarse a una situación de estas características es algo verdaderamente complicado, sobre todo si ellos nunca han padecido ansiedad en sus vidas.
El familiar, pasa por diferentes fases de aceptación del problema.
Al principio hay dos opciones:
El familiar que ante la primera crisis le resta importancia.
El familiar que ante la primera crisis se asusta.
En el primer caso, nos encontramos ante personas tranquilas, pasotas,  que además de restar importancia, desvalorizará lo que nos ocurre. A este tipo de familiares se les suele hacer más cuesta arriba la aceptación de la situación.
En el segundo caso nos encontramos ante personas sensibles, que al vernos en pánico creerán firmemente que nos está ocurriendo algo y al principio nos acompañaran al hospital y nos intentarán ayudar en la medida de lo posible.
Una vez descartado un problema grave, y diagnosticado como ANSIEDAD,  los comportamientos de los dos tipos de personalidades de los familiares tienden a unificarse.
El término ANSIEDAD está injustamente desvalorado. Soy de la opinión que esto ocurre porque este trastorno tiene una sintomatología poco acorde con la gravedad física que reviste. Además la ANSIEDAD  es algo que siempre se  ha desvalorado mediáticamente, al no considerarse  una enfermedad grave desde el punto de vista físico que la medicina tradicional contempla. 
Desde mi especialidad, como psico-educadora emocional, considero a la ANSIEDAD como un trastorno GRAVE del sistema emocional.
Es muy importante hacer que el familiar comprenda esto, hacer ver al familiar que existe una parte emocional en todo ser humano y que aunque la medicina tradicional no contemple tratar las emociones, esto puede hacerse, y por lo tanto, es algo que se puede sanar, y que tu quieres y  el familiar puede también ayudarte a hacerlo.
A su vez, debemos ser conscientes de lo difícil que resulta para ellos poderse poner en nuestra situación. Y recordar que la  ANSIEDAD, es una enfermedad emocional CONTAGIOSA, y que en mayor o menor grado podemos trasmitírsela. Con lo que es importante que exista una comprensión y precaución mutua en el modo de  actuación.
Si vamos a un psiquiatra o psicólogo es recomendable que éste haga partícipe a nuestros familiares de la situación. Explicándole la sintomatología tan desagradable que produce y comunicándole como puede participar activamente a nuestro favor. Según el criterio de cada profesional, recomendará una determinada forma de actuación acorde con el tipo de tratamiento al que estemos sometidos.
Yo como psico-educadora emocional tengo mi propio criterio distinto al de las terapias convencionales.
Personalmente no me gusta generalizar, ya que cada persona genera sintomatología de ansiedad por una herida emocional diferente, estos trabajos para hacerlos bien y que funciones , han de ser individualizados, así que solo me atrevo  a niveles generales  daros algunos consejos.

Tener siempre presente que la ANSIEDAD es algo que  hay que vivir para creer, así que nuestro enfoque hacia los familiares no debe de ser buscando una comprensión si no  buscando la  ACEPTACION Y LA APROBACION de la situación.

Para llegar a esta aceptación es importante acudir a terapia compartida algunas sesiones.
Considero muy importante y muy beneficioso que los familiares participen activamente en los procesos de crisis, pudiendo resultar de gran ayuda.
Cuando entréis en crisis es muy bueno el contacto físico, así recibirás además de afecto un contacto directo que te hará tomar conciencia de tu “aquí- ahora” , con tomarte de la mano es suficiente, aunque si consigues  que te abracen mucho mejor,  el abrazo es sinónimo de protección y tu subconsciente lo comprenderá de esta manera.
 El familiar podrá además ayudarte a realizar la respiración diafragmática (recuerda que esto es básico para controlar la sintomatología), es importante que en voz alta te vaya marcando las respiraciones en cuatro veces, tu mientras debes hinchar mucho la barriga y cuando la tengas llena debes aguantar  la respiración unos instantes  y  juntos repetid una afirmación que te ayude a tomar consciencia del momento presente (aquí-ahora). Por ejm  puedes repetirte "estoy seguro me siento seguro",  y luego, vuelve a expirar en cuatro veces expulsando el aire de la barriga, mientras tu familiar te cuenta en voz alta.
Deberá recordarte que NUNCA respires con los pulmones , SIEMPRE  con la barriga, pues de la otra manera hiperventilas y complicas la crisis .
 Como te decía, tu familiar puede participar activamente en este proceso. Además de mostrarte su apoyo transmitiéndote tranquilidad, a la vez que considerando tu estado, y sobre todo  sin restarle importancia.
Es bueno que te vaya diciendo afirmaciones  como "tranquila, solo es ansiedad, se pasa", "Tranquila que estoy contigo", "Solo es ansiedad aunque parezca todo lo contrario", "ya has pasado por esto más veces y aunque creas q esta vez es  distinta, en realidad no lo es, lo vas a pasar como lo has hecho siempre, y yo estoy aquí a tu lado"...
RECUERDA que el ataque de pánico es un ataque de miedo intenso . ¿Cómo actuarías con un niño que está pasando mucho miedo?  Pues así es como tiene que tratarte tu familiar, con el mismo cariño y con el mismo respeto.
Cuando pases la crisis debe animarte, haciéndote ver lo campeón/campeona  que eres, y ayudándote a que tomes conciencia de que además  de el mal rato, finalmente no te ha ocurrido nada grave, que  una vez más has superado una crisis  sana y salva y  desde este estado debe una vez más mostrarte su apoyo recodándote que no te preocupes por él/ella, y liberándote de todo sentimiento de culpa que pudieras generar. Sentirte reconocida , apoyada y liberada de culpa es lo mejor que te puede aportar en este momento.
Que el familiar se muestre  tranquilo y te apoye de manera positiva en todo el proceso  es muy bueno.  Es preferible pasar una crisis solo que estando acompañado con alguien que te retroalimente la angustia.
Por eso si el familiar no se siente capaz de participar activa y positivamente en el proceso, deberá comprenderlo, respetarte y dejarte solo en este momento.
Si es así, existen formas para compensar este  sentimiento de “abandono” que el paciente aprenderá a aceptar y se liberará de todo sentimiento negativo y de reproche al familiar. Aprendiendo a comprender que no todo el mundo se siente capacitado para participar activamente en un momento de crisis y que la elección de pasar ese proceso solo, es tuya, por tu bien, para no retroalimentar la sintomatología.
Aunque lo ideal, es que participe activamente, pues esto también le generará al familiar un sentimiento positivo de sentirse útil, pues la impotencia es el sentimiento más común entre los familiares de los afectados.
En mi libro,   he creado un documento para que lo lea el acompañante mientras se da la crisis, con todo lo que una persona necesita escuchar en ese momento.
Si llegar a comprender lo que nos está pasando no es fácil para nosotros mismos, imaginaros cuán difícil puede ser para la persona que tenemos al lado. Si queremos que nos comprendan, primero nosotros debemos comprender que para ellos, esto tampoco es fácil.
Nosotros necesitamos ayuda, pero ellos también la necesitan. Tener ANSIEDAD no debe de ser sinónimo de volvernos egoístas, pues  para recibir,  también debemos dar. Con lo que debe existir un feedback enfocado siempre al terreno positivo.

2 comentarios:

  1. ¡UN POST MUY INTERESANTE! Gracias por aportar información sumamente enriquecedora. Enhorabuena.

    MUCHA LUZ

    ResponderEliminar
  2. muchas gracias por tu ayuda!! te sigo todos los posts puesto q me sirven de mucho y son muy interesantes! aora mismo acabo de pasar por un episodio fuerte de ansiedad...el dolor en el pecho,,el engarrotamiento de manos y el cuello flacido llorando sin parar...pero ante todo quise entrar y leerte de nuevo,,de echo reelerte porqe me los se practicamente de memoria,parece que me calmé un poco ya! tampoco quise llamar a nadie(stoy independizada) porqe mis padres y mi hermana le restan importancia y no entienden que a veces hasta el salir a la calle se me hace super duro!! pero como ya e dicho anteriormente quiero curarme y con mucho esfuerzo lo lograre!! gracias vanessa por todo,de verdad y sinceramente no se que haria si cuando me dan los episodios fuertes no tuvieses este blog q es tan importante,,,,gracias de nuevo por aberlo creado!!

    ResponderEliminar